Skip to content

Cuadro Sinóptico del Sistema Nervioso

Cuadro sinoptico del sistema nervioso
Cuadro Sinóptico del Sistema Nervioso
El sistema nervioso se divide en central y periférico. El primero está formado por el cerebro y la médula espinal. El segundo está compuesto por los sistemas nervioso somático y autónomo.

¿Por qué son útiles nuestras imágenes sinópticas del sistema nervioso?

Al estudiar un tema tan complicado como el que tratamos en este apartado, es normal que nos encontremos con grandes dificultades. Por eso te recomendamos que utilices nuestros esquemas. Porque le darán una visión global y bien estructurada de la idea general. La síntesis de gráficos es una herramienta de jerarquización y comparación cuya presencia es obligatoria en cualquier estrategia de estudio eficiente. Porque con él obtendrá el máximo provecho de todos sus análisis y proyectos. ¿No te parece que sí? Compruébelo usted mismo.

Tenemos un cuadro sinóptico del sistema nervioso central y periférico que le ayudará a diferenciar los dos conceptos. Podrás localizar la ubicación de cada uno de ellos en el cuerpo humano y ver los principales elementos que los componen. Por ejemplo, el cerebro está compuesto por el cerebro, el cerebelo, el bulbo y la médula espinal. También podrá visualizar las diferentes funciones que realizan, como las sensoriales o motoras, entre otras.

Cuadro sinóptico del sistema nervioso

El Sistema Nervioso (SN) es, junto con el Sistema Endocrino, el rector y coordinador de todas las actividades conscientes e inconscientes del organismo.

CÓMO SE FORMA EL SISTEMA NERVIOSO:

Está compuesto por el sistema nervioso central o SNC (cerebro y médula espinal) y los nervios (el conjunto de nervios es el SNP o sistema nervioso periférico).

A menudo, el Sistema Nervioso se compara con un ordenador porque las unidades periféricas (sentidos) proporcionan una gran cantidad de información a través de los “cables” de transmisión (nervios) para que la unidad central de proceso (cerebro), equipada con su base de datos (memoria), la ordene, la analice, la muestre y la ejecute.

El sistema nervioso central realiza las funciones más elevadas, ya que sirve y satisface las necesidades vitales y responde a los estímulos. Realiza tres acciones esenciales, que son:

  • la detección de estímulos
  • la transmisión de información y
    coordinación general.

Cuadro sinóptico del sistema nervioso central

El sistema nervioso se divide en el Sistema Nervioso Central (SNC) y el Sistema Nervioso Periférico (SNP), que tienen funciones muy diferentes. Mientras que el SNC coordina y gobierna el funcionamiento de todo el organismo, el SNP comunica el ambiente externo e interno con el SNC.

El sistema nervioso periférico está formado por nervios y ganglios que conectan el sistema nervioso central con el resto del cuerpo y controlan los movimientos voluntarios, la digestión o la respuesta de lucha-vuelo.

¿Qué es el sistema nervioso periférico?

El sistema nervioso de los animales, incluidos los humanos, se ocupa de la transmisión de impulsos electroquímicos que permiten el funcionamiento de un gran número de procesos biológicos. Se divide en dos conjuntos de conexiones: el sistema nervioso central, compuesto por el cerebro y la médula espinal, y el sistema nervioso periférico.

El término “periférico” denota la ubicación de los componentes de esta red neuronal en relación con el sistema nervioso central. Las neuronas y fibras que componen el sistema nervioso periférico conectan el cerebro y la médula espinal con el resto del cuerpo, haciendo posible el intercambio de señales electroquímicas con todo el cuerpo.

A su vez, el sistema nervioso periférico consta de dos subdivisiones: el sistema nervioso autónomo, que controla los órganos internos, la musculatura lisa y las funciones fisiológicas como la digestión, y el somático, compuesto principalmente por los nervios craneal y espinal.

A diferencia del sistema nervioso central, la periferia no está protegida por la barrera craneal, espinal y hematoencefálica. Esto lo hace más vulnerable a diferentes tipos de amenazas, como lesiones traumáticas o exposición a toxinas.

El sistema nervioso vegetativo o autónomo

El sistema nervioso autónomo, vegetativo o involuntario está compuesto por fibras sensoriales y motoras que conectan el sistema nervioso central con la musculatura lisa y cardíaca, así como con las glándulas exocrinas, que se encuentran en todo el cuerpo y cumplen funciones idiosincrásicas.

Los músculos lisos se encuentran en los ojos, donde se asocian con la dilatación y contracción de la pupila y la acomodación del cristalino, en los folículos pilosos de la piel, en los vasos sanguíneos, en las paredes del aparato digestivo y en las esfínteres de las vesículas urinarias y biliares.

A través de la acción del sistema nervioso autónomo se controla la digestión, la frecuencia cardíaca y respiratoria, la micción, la respuesta sexual y la reacción de lucha contra la huida. Este proceso, también conocido como “respuesta de estrés agudo”, consiste en una descarga de neurotransmisores con función protectora contra las amenazas.

También dependen del sistema vegetativo los reflejos autónomos o viscerales, una serie de respuestas automáticas que aparecen como consecuencia de ciertos tipos de estimulación. Estos incluyen reflejos oculares, reflejos cardiovasculares, reflejos glandulares, reflejos urogenitales y reflejos gastrointestinales, principalmente peristalsis.

Vídeos de cuadro sinóptico del sistema nervioso